¿Por qué estás desesperado?

Por qué estas desesperado canaan church

La desesperación es una experienciaue todos enfrentamos en algún momento de nuestras vidas. ¿Qué causa tu desesperación? ¿Es la pérdida de un ser querido, una crisis financiera, una enfermedad, o simplemente un sentimiento general de vacío? La clave para superar este sentimiento radica en encontrar la fuente de consuelo y esperanza. Te daremos consejos que puedan brindarte la paz que buscas, incluso en tus momentos más oscuros.

Ídolos: Lo que Realmente Nos Separa de Dios

Cuando pensamos en ídolos, solemos imaginar estatuas o imágenes religiosas, pero los ídolos son mucho más que eso. Son cualquier cosa que ocupe un lugar más importante que Dios en nuestro corazón. Puede ser: la opinión de otra persona, la necesidad de validación, el deseo de poseer bienes materiales o incluso relaciones que consideramos esenciales.

El problema con los ídolos es que son incapaces de llenar el vacío que solo Dios puede llenar, “ese vacío en nuestro corazón tiene forma de Dios”. Solo Dios puede proporcionar la seguridad, la tranquilidad y la plenitud que buscamos. La Biblia nos muestra cómo David, en los Salmos, expresa esta verdad. A pesar de sus fallas y pecados, David entendió que solo Dios podía satisfacer sus necesidades más profundas.

El Salmo 27:4 (LBLA) revela el deseo de David: “Una cosa he pedido al Señor, y esa buscaré: que habite yo en la casa del Señor todos los días de mi vida, para contemplar la hermosura del Señor y para meditar en su templo”. Aquí vemos a David buscando la presencia de Dios por encima de todo.

La Intencionalidad en la Búsqueda de Dios

Para conectar con Dios, no podemos depender del azar o la rutina. Debemos ser intencionales. Ver Netflix todo el día no te hará sentir más cerca de Dios. Debemos poner esfuerzo y dedicación en buscar Su presencia. David, a pesar de ser pecador y cometer errores graves, fue llamado “un hombre conforme al corazón de Dios”. Su secreto era buscar a Dios con todo su ser. El Salmo 63:1-5 (NTV) muestra a un David desesperado por Dios: “Oh Dios, tú eres mi Dios; de todo corazón te busco. Mi alma tiene sed de ti; todo mi cuerpo te anhela”.

Desesperados pero por Su Palabra

Si queremos conocer el corazón de Dios, debemos leer Su palabra y permitir que hable a nuestro corazón. La relación con Dios no debe ser solo un protocolo religioso. No es suficiente con marcar la casilla del devocional diario y continuar con nuestras vidas. Debemos buscar una conexión genuina con Dios.

El Salmo 63:1-5 (NTV) describe a David desesperado por la presencia de Dios, anhelando Su compañía en una tierra reseca y agotada. Este nivel de intimidad solo se logra con intención y dedicación.

El mundo está lleno de distracciones y tentaciones que nos alejan de Dios. El enemigo sabe que un creyente íntimamente conectado con Dios es una amenaza, por eso la religión, el trabajo y otras preocupaciones nos distraen de la verdadera fuente de paz. Pero al igual que un bebé se siente seguro en los brazos de su madre, nosotros encontramos seguridad y protección en los brazos de Dios.

Es tiempo de arrepentirnos por buscar en otros lugares lo que solo Dios puede proveer. Renunciemos a los ídolos y enfoquémonos en buscar a Dios con todo nuestro corazón. Isaías 40:31 (LBLA) nos promete: “Pero los que esperan en el Señor renovarán sus fuerzas; se remontarán con alas como las águilas, correrán y no se cansarán, caminarán y no se fatigarán”. Esta es la verdadera fuente de consuelo y fortaleza.

Así que, te animo a que busques a Dios con todo tu ser. Pide perdón por tus ídolos y abre tu corazón a la presencia de Dios. Él está listo para recibirte y llenarte de amor, paz y seguridad. Hasta que Su gloria nos consuma, adoremos al Señor con todo nuestro corazón.

Mira la predica completa aqui:

Prayer Request

En Canaan podemos ayudarte si quieres tener una mejor relación con Dios es por eso que queremos que orar por ti.

Program

También nos gustaría que iniciaras el Viaje interior Somos una comunidad transformada, una vez sin esperanza y sin vida, ahora dedicada a brindar esperanza, amor y consuelo.