¿Quieres restaurarte? ¡Inscríbete en Hay Esperanza!

Manual - Digital | COD: SI

Precio:

$11.99

Descripción:

Fuimos creados para recibir y dar amor, pero desafortunadamente, a cambio de amor, lo que muchos recibimos fue rechazo, abandono, abuso, heridas profundas en nuestra alma.  Cada una de esas heridas fue como una semilla plantada en nuestro corazón que a lo largo del tiempo germinó, creció y ha producido frutos malos en nuestra vida.  La excelente noticia es que Jesús nos promete que nuestro Padre celestial arrancará de raíz toda planta que Él no plantó en nuestro corazón.

Llamamos sanidad interior a la sanidad de nuestra alma, la cual está compuesta por  nuestra mente, nuestra voluntad y nuestras emociones.  Por lo tanto, la sanidad interior es la sanidad de la mente, la voluntad y las emociones.

Estudiaremos el rechazo, la raíz del rechazo, la vergüenza, el abuso físico, el abuso mental, el abuso sexual, la culpa, el sentido de falta de valor, y la inseguridad. Discutiremos cómo es que estas heridas controlan nuestras vidas.

Cuando tenemos heridas internas y emociones afectadas por lo que nos han hecho, o por lo que hemos hecho a los demás, luchamos por olvidar o nos bloqueamos, pues  hemos aprendido que hay puertas de escape que pueden aliviar esos recuerdos dolorosos, y así “medicamos” nuestro dolor emocional.  Eso significa que hay heridas dentro de nosotros, con sus respectivas consecuencias, que sólo Dios puede sanar y sólo El podrá hacernos libres.

La sanidad interior es un proceso en el cual le permitimos a Dios darnos Su perspectiva con respecto a los diferentes eventos vividos durante el transcurso de nuestra vida.

Al cicatrizar nuestras heridas, vamos a poder recordar lo que ocurrió pero sin dolor, lo cual es la prueba más palpable  de una verdadera sanidad.  Además, al poder recordar, daremos testimonio a otros del poder sanador de nuestro Dios y al mismo tiempo daremos esperanza a aquellos que están pasando por procesos similares al nuestro.